Maravillosa acogida en los medios de comunicación de mi nuevo libro ¿Hablamos de porno?

Semanas intensas en atender a los medios de comunicación interesados en conocer mi nuevo libro ¿Hablamos de porno?, destinado a ayudar a las familias en su indiscutible tarea de educar a sus hijos/as en la sexualidad y la afectividad. Si quieres conocer un poco más el libro clica aquí.

De todas las entrevistas realizadas, destacaría las siguientes:

Mención aparte por su importancia y trascendencia, que merece destacarse fue la entrevista que tuve la satisfacción (y el honor por quien es Julia Otero y lo que representa en la radio española) de realizar en su prestigioso programa JULIA EN LA ONDA

Una excelente oportunidad para dar voz a lo que vengo diciendo desde hace muchos años: No podemos permitir por más tiempo que la pornografía violenta sea un referente educativo importante de nuestros niños y niñas. Es prioritario llevar a cabo programas de educación sexual en los centros educativos así como en la familia, para hacerle la competencia a la industria pornográfica, que lo único que pretende es ganar dinero, creando adictos al porno y provocando mucho dolor y sufrimiento.

La periodista destaca que El riesgo de la pornografía en los menores: “No es que busquen el porno, sino que está programado para buscarles a ellos”. En ‘Julia en la onda’ hablamos sobre los efectos nocivos de la pornografía en los menores con José Luis García, doctor en psicología, sexólogo y autor de ‘¿Hablamos de porno? Cómo educar a la generación porno en una sexualidad sana y respetuosa’.

Y también que: ” Si no respondemos las preguntas necesarias, todos las buscarán fuera. O vosotros o el porno violento, no hay otro debate. Esta generación de papás y mamás va a tener que tomar la decisión de no repetir ese bucle de ‘búscate la vida como puedas'”. 

Durante un gran tiempo (para lo que suele ser habitual en los medios de comunicación) tuve la oportunidad de contestar a sus incisivas e interesantes preguntas.

Si quieres escuchar la entrevista completa clica aquí.

En este artículo destaco una extensa entrevista que me realiza Sofia Berardi, en el apartado de Salud de LA VOZ DE GALICIA que no dejará indiferente a sus lectores, por el contenido de la misma. ¿Quieres leerla? Aquí la tienes. Entre otras cuestiones afirmo que :«Tenemos que darle a los jóvenes películas eróticas donde no exista violencia», propuesta que provoca sarpullidos en quienes mantienen posiciones puramente ideológicas ante el complejo fenómeno de la pornografía, desconociendo las características del deseo sexual y las más elementales aportaciones relacionadas con la salud sexual.

Entre otras muchas cuestiones que abordo en la entrevista, a la pregunta de la periodista de que Siempre hubo porno, ¿Qué cambió además del fácil acceso?

 Mi respuesta es que “Hace 50 años no existía internet y había porno, los chavales buscábamos la información donde podíamos. Pero ahora la sociedad no ha sido capaz de afrontar de forma seria y rigurosa este aprendizaje de los hechos sexuales. Ahora es diferente: además de ser gratis y de oferta ilimitada, tiene una calidad extraordinaria. Va directo a nuestro cerebro y provoca una respuesta inmediata. Es muy fácil excitar a una persona. Mucho más a un adolescente que está descubriendo el sexo. Los chicos están aprendiendo sexo a través de la referencia educativa del porno violento. Llevo 46 años hablando de esto y cada vez estoy más preocupado porque veo que la sociedad no reacciona, parece anestesiada. Esta semana los medios de comunicación advirtieron algo que nosotros venimos señalando hace mucho: el incremento exponencial de las infecciones sexuales en los jóvenes. Esto sucede porque tienen relaciones sexuales cada vez más pronto y no usan condones, no tienen esa capacidad cognitiva ni ejecutiva de decidir ventajas e inconvenientes. A eso se añade que en el porno no existe el condón. Con lo cual el mensaje que transmiten a los chavales es que follar a pelo «es lo mejor, lo más guay». En España ha habido alguna campaña sobre el famoso «Póntelo, pónselo». Pero llevamos 20 años sin campañas. Y el Ministerio de Sanidad decidió tomar la iniciativa este 10 de junio de hacer campañas y parece ser que va a regalar condones. Fantástico. Pero es insuficiente. Si creen que con eso solo vamos a resolver el problema, están equivocados.

La revista PANTALLAS AMIGAS, referente digital en todo lo concerniente al buen uso de las pantallas, nos dedica amablemente un amplio artículo sobre el nuevo libro titulado ¿HABLAMOS DE PORNO?: CÓMO EDUCAR A LA GENERACIÓN PORNO EN UNA SEXUALIDAD SANA Y RESPETUOSA, LIBRO DE JOSÉ LUIS GARCÍA.

Destaco únicamente algunas cuestiones de interés. Si quieres leer la entrevista completa, clica aquí.

En su interior, la editora destaca que: El libro «¿Hablamos de porno?: Cómo educar a la generación porno en una sexualidad sana y respetuosa» de José Luis García, doctor en Psicología y especialista en Sexología, se presenta como una herramienta esencial para padres y educadores en la era digital. Su autor ofrece en esta obra un análisis profundo y reflexivo sobre los desafíos que enfrentan los jóvenes en una sociedad hipersexualizada, donde el fácil acceso a la pornografía en internet plantea serias cuestiones sobre la formación de una sexualidad sana y respetuosa.

El autor, doctor en Psicología y especialista en sexología, aborda temas de gran relevancia en la educación sexual. Es autor de otros libros como «Sexo, poder, religión y política» y la trilogía: «Tus hijos ven porno 1, ¿Qué vas a hacer?»«Tus hijos ven porno 2, ¿Qué pueden hacer las familias?» y «Tus hijos ven porno 3. Manual para padres vergonzosos». Además, ha escrito numerosas guías y cuadernos, proporcionando a las nuevas generaciones herramientas y conocimientos para una sexualidad sana y respetuosa. Su enfoque siempre ha sido integral, combinando aspectos psicológicos, sociales y educativos tanto para profesionales de la educación como para padres, madres y jóvenes.

La obra de José Luis se basa en su concepto de “niños pornográficos” y “niñas pornográficas”. Es un llamado a la acción para enfrentar un desafío sin precedentes en la educación sexual de las nuevas generaciones. Presenta un dilema claro: ¿Quién educará a nuestros hijos en materia de sexualidad? Su respuesta es inequívoca: o lo hacemos nosotros, inculcando valores de respeto y salud, o lo hará el contenido violento y distorsionado del porno.

En el libro su autor considera que los controles parentales o las limitaciones legales para acceder a redes sociales por parte de los menores son bienvenidos pero advierte de que nada de eso servirá si antes no capacitamos a nuestros hijos e hijas. «Hay chavales que ven 5 mil horas de porno violento antes de los 20 años. La escuela tiene que tomar la decisión de capacitar a sus hijos. Y desde los 4 años los padres y madres deben hablar de sexualidad«.

Lo más preocupante es que el porno «erotiza la violencia y es un riesgo enorme para la civilización. Vincular violencia y sexualidad es una mezcla explosiva. El porno deshumaniza a las personas».

García no solo identifica los problemas, sino que también proporciona soluciones prácticas. Su libro está diseñado para ofrecer herramientas y argumentos que permitan a padres y madres mantener conversaciones abiertas y constructivas con sus hijos, abordando todas sus dudas y estableciendo las bases para una sexualidad saludable. Su autor insiste en la necesidad de una implicación activa de padres y madres en la educación sexual de sus hijos e hijas, frente a la alternativa de dejarlos a merced de una industria que no considera las implicaciones morales, psicológicas y conductuales de su contenido.

Igualmente cabe destacar que la revista de información general PLAZA NUEVA, se hizo eco de nuestro libro.

El incisivo periodista de la cadena de Euskadi (EITB), Txema Gutiérrez me hizo una peculiar entrevista que te invito a escuchar, porque según él, “lo que digo se puede decir más alto pero no más claro“. 

En la conversación que mantuvimos, destaca mi idea de “que los controles parentales o las limitaciones legales para acceder a redes sociales por parte de los menores son bienvenidos pero advierte de que nada de eso servirá si antes no capacitamos a nuestros hijos e hijas. “Hay chavales que ven 5 mil horas de porno violento antes de los 20 años. La escuela tiene que tomar la decisión de capacitar a sus hijos. Y desde los 4 años los padres y madres deben hablar de sexualidad”.

Igualmente subraya otra consideración que expresé: que antes de comprar un móvil, los padres y madres deben capacitar acerca de los riesgos que supone y acompañar a su hijo. “No podemos dejar un móvil a un chaval de 8 años. Es una irresponsabilidad”, sentencia. En opinión de este experto, hay un problema de origen y son las dificultades de los propios progenitores para hablar de sexo con sus hijos. “La generación de hoy tiene dilema. O repites lo que hicieron contigo o cambias. Si tú no lo haces, el porno violento lo va a hacer por ti. ¿Quieren repetir lo que les pasó a ellos con sus hijos o no?”, cuestiona.

Finalmente, por destacar solo algunas afirmaciones que ese periodista subrayó: “Este experto en Sexología advierte que el porno es más adictivo que otras drogas. El producto es el deseo sexual. Por eso tiene éxito. Es una motivación de la conducta humana. La pornografía excita y da placer. Se masturban viendo porno. El cerebro en construcción está dopado de dopamina”, explica. A esto se suma otro riesgo que son las “alteraciones cerebrales” y el hecho de que se conviertan en “consumidores de prostitución” y en un futuro tengan problemas de pareja.

Afirma José Luis García que lo más preocupante es que el porno “erotiza la violencia y es un riesgo enorme para la civilización. Vincular violencia y sexualidad es una mezcla explosiva. El porno deshumaniza a las personas”.

Si quieres escuchar la entrevista clica aquí.

El programa El Matí de esta emisora de radio catalana, con amplia audiencia, me entrevistó y tuve la oportunidad de presentar mis propuestas educativas frente a la omnipresencia de la pornografía. Reiteré, que no podemos aceptar que el porno violento sea el referente educativo de los menores. La entrevista sirvió para conversar sobre el libro ¿Hablamos de porno? y para comentar los nuevos controles previstos por parte del gobierno español, con el fin de regular el acceso a la pornografía.

Si quieres escuchar la entrevista, clica en este enlace.

El programa Más vale tarde de LA SEXTA, dirigido por Iñaki López y Cristina Pardo, que tiene una gran audiencia, me entrevisto durante un buen rato, cosa que agradezco porque permite señalar aquellos aspectos más relevantes del problema del consumo precoz y abusivo del porno violento, con el titular: “Estamos haciendo una generación que tendrá problemas de salud sexual y afectiva en el futuro” y “No sirve de nada que el control se haga en una docena de páginas, ya que las diez páginas más visitadas escapan de todo control. Sino podemos regular a esas páginas web no tenemos muchas posibilidades

Un corte de la entrevista puedes verlo aquí.

Esta cadena de TV tiene igualmente un formato digital en la que transcriben los aspectos más relevantes de la entrevista. Más en concreto advierte que “el sexo es muy importante para la inmensa mayoría de las personas, niños y adultos, a lo largo de toda la vida. Todos los niños/as se hacen preguntas que, si no son respondidas de manera adecuada, en la familia y en la escuela, estos buscarán la respuesta fuera” y que es “una lamentable realidad que ha ocurrido en todas las generaciones. Nuestra sociedad no ha sido capaz de dar una respuesta saludable al aprendizaje de los hechos sexuales de los menores”.

Siguiendo en esta línea, subraya que “si los padres y madres no dan a sus hijos esta educación, lo harán otros en su lugar, como les ocurrió a ellos cuando eran como sus hijos. ¿Ha merecido la pena ese silencio y ocultamiento? Con el agravante de que en su época no había el nivel de pornografía que hay ahora”.

Y además, apunta el experto que debemos romper ese mito de que los padres/madres no saben hablar de sexualidad con sus hijos, “porque sí saben hacerlo, lo que ocurre que les da vergüenza hablar de placer sexual, conductas sexuales, pornografía o masturbación”, sostiene el experto, que aconseja, por ello, “tomar la decisión de romper esa tradición que produce dolor y sufrimiento, y comprometerse a ofrecer una nueva visión de la sexualidad saludable e igualitaria“.

En todo caso si quieres leer el resto de la entrevista escrita clica aquí.

La cadena de Televisión TELE CANARIAS, me ha entrevistado varias veces, incluso he participado, presencialmente en Tenerife, en los debates que esta empresa organizó con ocasión de la emisión de la docuserie Generación Porno. En esta ocasión además de la presentación del nuevo libro hablamos del grave problema del salud que comporta el aumento exponencial de las ITS en jóvenes y con otro programa de esa misma cadena conversamos sobre los riesgos de salud mental asociados a las pantallas.

Si quieres ver la entrevista clica aquí.

Este problema también fue abordado en otros medios de comunicación como señalo aquí.

El programa “Nos echamos a la calle” de EITB, la TV de Euskadi, me entrevistó el día 2 de julio para hablar de nuestro libro y de la intención gubernamental de establecer una APP para regular el acceso a la pornografía de los menores.

Subrayo igualmente una interesante entrevista que me ha realizado la directora del suplemento de educación SAPOS Y PRINCESAS, Nora Kurtin, del periódico EL MUNDO y que la ha publicado en su Podcast, entrevista en la que hemos hablado de los aspectos más relevantes de la situación actual en España, referida al consumo de pornografía violenta por parte de niños, niñas y jóvenes.

Ya sabes: O el porno violento o tú. Tú decides.

Si quieres escucharla, clica aquí.

Así mismo el periódico Diario.es, a través del jefe de la sección de Ciencia Antonio Martínez, me realizó una entrevista para hablar del consumo de pornografía en menores. Si tienes interés, pincha en este enlace. El periodista aporta diferentes opiniones de profesionales a favor y en contra del porno y de las medidas del gobierno. En mi caso subraya que: “Todo lo que sea dificultar el acceso a las web porno me parece bien”, afirma García. “Pero las prohibiciones no funcionan, la historia está llena de casos en los que se produce lo contrario” y que  “Generación tras generación, seguimos aprendiendo sexo en la calle, con los amigos, con fuentes que no son las más adecuadas”, concluye García. “Y esa es la verdadera raíz del problema”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio